El proceso inmediato a la muerte del creyente es un misterio sobre el cual se han propuesto múltiples conjeturas. Aunque en general se postula que el creyente parte para estar con Cristo, sin embargo, existe mucha confusión respecto al cómo y al cuándo se producirá tal acontecimiento.

3